activision blizzard juegos franquicias moviles
Activision Blizzard

Activision-Blizzard el conglomerado que se ha convertido en una de las empresas más importantes del mundo, ha visto un año de repunte colosal gracias a la franquicia de Call Of Duty, no obstante, tanto los jugadores como muchos de sus trabajadores, especialmente los del lado de Blizzard tienen una visión de la compañía no tan positiva, debido a su acercamiento a la plataforma móvil.

Han pasado casi dos años de la polémica con Diablo Immortal, juego que aún sigue en desarrollo y que fue catalogado por la comunidad como uno de los más grandes fiascos de la Blizzcon 2018, en donde miles pudimos presenciar la respuesta de los desarrolladores al abucheo sobre que el titulo sólo estaría disponible en iOS y Android.

Blizzard se ha caracterizado por ser una empresa que nació en el PC Gaming, donde la mayoría de sus franquicias se han mantenido en esta plataforma, no obstante, debido a la influencia que los móviles han tenido sobre el mercado, parte de sus aspiraciones han cambiado un poco el norte.

De acuerdo a lo que se informó en la última reunión de inversionistas de la firma, los ejecutivos del conglomerado han declarado abiertamente que desean llevar TODAS sus franquicias a las plataformas de iOS y Android, esto básicamente por el éxito explosivo que ha tenido Call Of Duty: Mobile, juego que lleva más de 300 millones de descargas en todo el mundo.

Si bien, no creemos que esto llegue a ser palpable en el corto plazo, es posible que Blizzard y Activision estén mirando el Cloud Gaming para llevar sus franquicias a las plataformas móviles, así que habrá que ver como se desarrolla todo y tal vez en un futuro no muy lejano podamos jugar World Of Warcraft y Overwatch 2 en un teléfono.

Loco, creativo, entusiasta y adicto a los videojuegos.