Esports en Latinoamerica
Esports

Este 2020 debido a la pandemia del COVID-19, la industria de los videojuegos y más específicamente la de los Esports, ha ido en un aumento vertiginoso en todo el mundo, ya que es uno de los pocos deportes que pueden disputarse a distancia y que avanza rápidamente.

En Latinoamérica no ha sido la excepción, ya que desde hace bastante tiempo en nuestra región hemos visto como han empezado a proliferar equipos en distintos países como México, Perú, Chile y Argentina, que han logrado avanzar a competiciones internacionales en juegos como DOTA 2, League Of Legends y Fortnite.

Evolución de los Esports en Latinoamérica

Aunque ha sido un camino complicado para la mayoría de quienes quieren lanzarse en este mundo de los Esports en la región, se han visto avances, tanto de las empresas desarrolladora de estos juegos, hasta incluso con apariciones esporádicas en medios tradicionales.

Parte de este gran avance en la región es gracias a Riot Games, desarrolladores de League Of Legends que han puesto más confianza en Latinoamérica, y en donde se han podido ver varios torneos regionales donde se disputa un cupo para entrar en su mundial.

Pero también su competencia en Valve, con DOTA 2 que desde 2017 asegura un cupo para equipos de Latinoamérica en su más ambicioso torneo The International, ese del cual conocemos gracias a sus grandes premios en dinero, que son conseguidos gracias a un pozo que la misma comunidad hace crecer en base a donaciones, donde en su edición de 2019 juntó más de 34 millones de dólares.

Estos movimientos en la industria han llamado la atención de los medios en Latinoamérica, los cuales, al menos los digitales incluyen una editorial especial para hablar de videojuegos y los Esports, pero también clubes dueños de equipos tradicionales, han comenzado a arriesgarse más en este mundo.

En Chile hemos podido ver como Universidad Católica y la Universidad de Chile (clubes de fútbol) han desarrollado sus equipos de Esports para juegos como League Of Legends, DOTA 2 y FIFA.

2020 y la Pandemia

Si bien, Latinoamérica aún necesita seguir creciendo para adoptar una participación más activa, este flujo era algo que se veía venir, pero este año y la misma pandemia del COVID-19 han acelerado un poco las cosas en cuanto a los Esports y ha dado señales positivas para la región.

De acuerdo a Christian Roque, director ejecutivo de Infamous Gaming, una de las organizaciones más importantes de Esports a nivel Latinoamericano, este año ha sido uno explosivo para la tendencia de los Esports, uno que por las condiciones de la pandemia, ha aumentado vertiginosamente su visibilidad.

“Debido a que todos están en su casa, no puedes salir, no puedes ver fútbol, no puedes hacer nada, lo único que veías en internet eran Esports.”

El dinero fluye más…

Obviamente, no sólo la competición es importante, también con la gran recepción y apoyo de las marcas, esto debe traducirse en mayores ingresos, tanto para los medios, equipos, clubes y sus dueños. De acuerdo a algunos expertos los Esports crecerán para 2023 en casi 1.600 millones de dólares (vía statista)

Esports: Evolución en Latinoamérica y sus errores

De hecho tal y como pasa en los deportes tradicionales, las apuestas en los Esports han comenzado a crecer, sitios como Bet365, BetWay y otros ya permiten realizarlas y de forma legal, aunque justamente este tópico originó una de las peores polémicas conocidas en la industria para Latinoamérica.

Elite Wolves y la poca preparación de la región en los Esports

Era el año 2016, Elite Wolves uno de los mejores equipos de la región y oriundos de Perú, incurrió en una falta grave en uno de los torneos de DOTA 2 oficiales de Valve, dicha falta fue un Match Fixing, un concepto que es conocido en los deportes tradicionales, pero que también ha tenido incidencia en los Esports, por la cantidad de dinero que se involucra entre medio.

La situación es que Elite Wolves habría perdido a propósito en contra de Infamous, cosa que le costó la clasificatoria al primer The International, siendo que estos tenían la posibilidad de entrar y destacar dentro de la competición, Valve baneo de forma indefinida a este equipo por ese hecho.

Ciertamente esto fue bastante problemático, y coartó todo el esfuerzo hecho por los jugadores peruanos en cuanto a los Esports, pero al mismo tiempo reveló lo precario del escenario en Latinoamérica en cuanto a como los equipos subsisten, ya que Freddy “Smash” Sina, uno de los jugadores afectados, contó más o menos las razones de este hecho

“llega un momento en que llegas a un punto de quiebre cuando entras en desesperación y comienzas a tomar malas decisiones. Algunos miembros del equipo no tenían ya que comer o como subsistir (…). En ningún momento yo formé parte de las coordinaciones, sinceramente jamás hubiese incitado o motivado a tomar dichas decisiones. En verdad yo solamente los seguí, a pesar de no haber estado de acuerdo yo me quedé callado, lo cual fue mi peor error, y terminé siendo partícipe de eso”

Gracias a esta polémica la región ha aprendido un poco más como llevar los equipos, y claramente las marcas debido a la evolución y gran visibilidad que han tomado los Esports comienzan a arriesgarse más, marcas como Movistar ya están patrocinando equipos en Latinoamerica y todo va bastante encausado en la región.

Si bien, falta mucho por avanzar, Latinoamérica parece tener las cosas claras con respecto a las competiciones online y se espera que en algunos años, el nivel de sus equipos comience a equipararse con el resto del mundo.