blizzard-julian-murillo-cuellar-gemma-barreda-acoso-discriminacion-racista-racial-mexicano-mexico

Hace un par de días un exempleado del estudio detrás de World Of Warcraft y Overwatch, reveló a través de su cuenta de Twitter un comportamiento por lo bajo “poco decoroso” que algunos trabajadores de Blizzard habrían tenido con su persona, desde discriminación a acoso racial han sido las acusaciones que Julian Murillo-Cuellar dio a conocer públicamente.

En si este tipo de reportes no son algo esencialmente aislado de la industria, y tampoco sólo se producen en Blizzard, sin embargo, en esta ocasión le tocó ser el blanco de este tipo de acusaciones.

Julian Murillo-Cuellar, fue contratado por Blizzard en 2013, pero sus problemas no comenzarían hasta 2016, cuando habría sido transferido al equipo de eSports de Heathstone (Juego de cartas con los héroes de Warcraft). Julian aprovecho la oportunidad y movimiento mediático en torno a Blizzard por el reciente anuncio sobre la sexualidad de Soldier: 76, el cual se habría convertido en el segundo personaje de Overwatch en pertenecer al colectivo LGTBQ+, para contar su doloroso paso por el estudio desarrollador.

Murillo-Cuellar, contó en un extenso Twittlonger, su experiencia dentro de Blizzard, señalando que esto fue motivado gracias al anuncio sobre la orientación de Soldier:76, para dejar en claro que la política de inclusividad de la empresa y sus valores de “Piensa globalmente” y “cada voz cuenta” no habrían estado en correlación con su experiencia. Julian cuenta que todo habría comenzado en 2016, cuando el recientemente había sido transferido al departamento de eSports de Heathstone, parte de las funciones de Julian, se encontraban la realización de torneos, llegando a tener cerca de 1300 encuentros semanales, lo que derivó en extensas y “ridículas” horas de trabajo para poder llegar con todo a tiempo.

https://twitter.com/Psychlolis/status/1082515598184271872

En su relato Julian señala a una trabajadora de su equipo como la incitadora, llamada Gemma Barreda, quien en un principio parecía sólo hacer bromas inocentes con la ascendencia de Julian, diciendo que los mexicanos son machistas, por lo tanto el también lo era, la cosa pasado los meses escaló al punto de darle un apodo de “Mexicano Machista”, en este punto Julian se sentía como el mismo lo describe “El saco de box del equipo”, las constantes burlas y persecusiones de Gemma, sumadas a las extensas horas de trabajo que tenía encima comenzaron a pasarle la cuenta, al punto de comprometer su salud, desde ansiedad, ataques de pánico y hasta ser diagnosticado con Trastorno por estrés postraumático, fueron los resultados de un mal pasar por el estudio.

Murillo-Cuellar menciona que se acerco a varios encargados del departamento de Hearthstone para discutir el tema y frenarlo, pero no tuvo mucha atención de su parte. Julian durante los próximos meses intentó buscar otras oportunidades laborales tanto internas como externas, sin mucho resultado y sintiendo temor por perder su trabajo, su capacidad como profesional bajó a un punto donde sus calificaciones internas lo tenían catalogado dentro de Blizzard como “Difícil de trabajar con el”. Buscando una solución Julian intentó ponerse en contacto con abogados de la Equal Employment Opportunity Comission, quienes terminaron con desestimar su caso.

En este punto Julian se sintió completamente sobrepasado, por no encontrar alguna solución al respecto, y los deseos por acabar con su vida comenzaron a tomar fuerza, hasta el punto que en diciembre de 2017, casi lo concreta.

El sitio de Variety intentó ponerse en contacto con Blizzard Entertainment acerca de este problema en particular, la respuesta del estudio fue la siguiente:

“La compañía no hará comentarios sobre problemas individuales, lo que si podemos compartir es que para nosotros es tremendamente importante tener un inclusivo y respetuoso ambiente laboral. Tenemos políticas en contra del acoso y la discriminación y tomamos los reportes de comportamientos inapropiados muy seriamente. Hay una numerosa cantidad de métodos disponibles para nuestros empleados en donde pueden reportar si han visto o han experimentado comportamientos inadecuados. Todos los alegatos sobre acoso y discriminación que llegan hasta nosotros son investigados, y tomamos acciones cuando es apropiado. Nos esforzamos por crear un inclusivo y respetuoso ambiente laboral que refleje el núcleo de los valores de Blizzard en todo lo que hacemos. La salud general de los empleados y del lugar de trabajo es también muy importante, y ofrecemos diferentes programas y oportunidades para apoyar a los empleados, los cuales incluyen programas de salud y bienestar y consejería, ambos dentro de la oficina (normalmente provistos gratuitamente) como con profesionales externos.”

Tanto otros exempleados de Blizzard, como otros desarrolladores y artistas de la industria han comentado tanto con Julian (quien describe conocer más casos de abusos dentro de Blizzard sin ninguna atención de su parte), como en redes sociales u otros medios y hay ciertas discrepancias, algunos que han comentado han dicho que no les sorprende que estas cosas sucedan y algunos otros que han tenido experiencias similares dentro de Blizzard, si han encontrado solución. Aún la información es un tanto difusa con respecto al caso particular de Julian Murillo-Cuellar, pero en cuanto se sepa más se estará informando.

Loco, creativo, entusiasta y adicto a los videojuegos.