Sony ha perdido 20 mil millones de dólares tras confirmarse la compra de Activision Blizzard por Microsoft
Sony

Ayer la industria de los videojuegos fue sorprendida por la noticia de la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft, firma que luego de concretarse el acuerdo, pasará a ser parte de los estudios de Xbox, un acuerdo histórico, no sólo por la importancia de las IP’s que ahora pasarán a ser controladas por Microsoft, si no que por la suma en la que se planea concretar, que asciende a los 70.000 millones de dólares.

Si bien, esto ha causado revuelo entre los jugadores, especialmente por la franquicia Call Of Duty, una de las más importantes en Playstation, este acuerdo también ha sacudido de forma interna a la propia Sony, ya que de acuerdo a un informe de Bloomberg la compañía habría caído cerca de un 13% en su valoración de la bolsa de Tokyo, lo que se traduce en unos 20.000 millones de dólares en perdidas.

Sony perdidas bolsa

Según se explica en la nota, la acción hecha por Microsoft ha afectado a Sony debido a que esta última aún mantiene su modelo de negocios tradicional que se basa en la venta de hardware y software, y Xbox ha roto ese esquema con Xbox Game Pass, el cual actualmente posee más de 25 millones de suscriptores.

Sabemos por diferentes rumores que Sony planea competir con Xbox Game Pass con un proyecto de nombre código Spartacus y que podría anunciarse próximamente, por lo que el paradigma de la industria ya no se basa en sus sistemas, si no que en sus servicios.

Por otra parte quienes se han visto beneficiados con el acuerdo han sido Capcom y Square-Enix que han subido entre 2 y 3% sus valoraciones en el mercado japonés dando a entender que los ya conocidos acuerdos con Xbox, están beneficiando a las desarrolladoras.

Habrá que estar atentos a ver cual es el siguiente movimiento de Sony y Xbox en los próximos meses, ya que al cerrarse por completo el acuerdo varias cosas podrían cambiar en el rumbo de la industria que ha dejado a Microsoft en una posición dominante ante el mercado por sus recientes adquisiciones.

Loco, creativo, entusiasta y adicto a los videojuegos.