second-wind-overwatch-contenders-ellie-controversy-controversia

Ayer fue un día movido para Second Wind, Blizzard y la Overwatch Contenders en general, el caso de Ellie, la proclamada “primera jugadora mujer de la Overwatch Contenders” la cual horas más tarde de dejar al equipo Second Wind por “problemas personales” se demostró que no había sido ella la que jugó en esa cuenta.

Para recapitular rápidamente, Ellie una completa desconocida en la escena profesional y rangos altos de Overwatch, quien apareció casi de la nada a ser top4 del apartado competitivo, fue contratada por el equipo Second Wind de la Overwatch Contenders en Diciembre, para un par de semanas más tarde salir del equipo, por un presunto acoso constante a su persona. Unas horas más tarde de su deserción, Rod Breslau y la Streamer de Cloud9 Becca “Aspen” Rukavina, demostraron que Ellie, no era realmente quien decía ser, si no que Punisher, otro jugador (que no era ni profesional, ni semi pro), decidió llevar a cabo una suerte de “experimento social” que se le habría salido de las manos.

Ayer luego de toda esta controversia, el equipo Second Wind, emitió un comunicado en TwitterLonger, disculpándose con la comunidad por lo ocurrido y que no habían manejado bien todo el asunto. A Continuación los dejaremos con el comunicado traducido.

“Cuando originalmente contratamos a Ellie, recientemente habíamos perdido a jugadores por rasones varias, y estábamos desesperadamente necesitados de un reemplazo. Como equipo, siempre hemos tenido confianza en la tabla de clasificación cuando se trata de buscar jugadores, y en nuestra investigación encontramos a Ellie como top4 en los servers de Norte America. Nuestros miembros del equipo habían jugado varias veces con ella en el competitivo y vieron que era muy habilidosa y con una profunda variedad de héroes. Debido a nuestra necesidad de llenar una posición por un de un limite de tiempo para añadir jugadores a nuestro roster, y al tener nuestro equipo experiencia con la jugadora, decidimos ofrecerle un puesto para jugar con Second Wind como substituto. Cuando originalmente contactamos a Ellie, no había nada que nos hiciera sospechar. Parecia ser bastante genuina y comprometida a trabajar con nosotros a través de llamados y mensajes privados. Debido al hecho de que nosotros no tenemos contacto fisico con nuestros jugadores, queríamos verificar su identidad, pero también respetar su privacidad. Realmente no teníamos idea que es lo que iba a suceder, y en ese momento subestimamos lo importante que podría haber sido ser un ejemplo en ser el primer equipo en contratar a una mujer como jugadora de la Contenders.

Tan pronto como Ellie fue anunciada, varias preguntas llegaron en relación a la legitimidad de la jugadora. Nos contactamos con Blizzard rápidamente para que nos ayudarán a confirmar su identidad y calmar las sospechas sobre nuestra nueva jugadora, haciendo lo mejor que pudimos dado el tiempo que transcurrió. Durante ese tiempo, trabajamos con Ellie, en pos de mejorar su presencia pública, preparándola para entrevistas, transmisiones, y buscando las oportunidades de que ella pudiese jugar públicamente con algún miembro de nuestro equipo. Lamentablemente esto no pudo ser, debido a que Ellie optó por salir debido a “Razones personales” no queríamos presionarla por aquello. Ellie comenzó a recibir Doxxing (exposición publica negativa) y amenazas personales debido a su anonimato. En una apuesta por respetar la petición de privacidad de Ellie, nos contactamos con Blizzard, para que no se publicara su nombre en el sitio de la Contenders. Como equipo, admitimos que manejamos muy pobremente este asunto. Más pudo hacerse para apoyar a nuestros jugadores, pero estabamos poco preparados para la atención que Ellie tuvo al ser contratada; tuvimos toda nuestra fe en ella. Debido a nuestra desesperación por llenar un roster, desafortunadamente hicimos caso omiso a información crucial en la que debimos poner más atención. No pudimos designar mayor tiempo apropiadamente para comunicarnos con el público como un medio para apoyar a nuestros jugadores, y el resultado causo más cuestionamientos de los que se pudieron haber evitado.

Ellie decidió hacerse a un lado por su propia cuenta, y poco después anunciamos su deserción del equipo. Al día de hoy, Blizzard se ha vuelto a poner en contacto con nosotros sobre el tema de Ellie, y nos notificaron que ella no era quien decía ser, que habrían descubierto que la cuenta de Ellie habría sido usada para propositos que no apoyamos. Nos disculpamos con la comunidad como un todo, por no haber manejado esta situación como debió ser, y buscaremos hacerlo mejor.”

Tras todo lo ocurrido el día de Ayer, Blizzard ha dicho que aplicará reformas al reglamento en cuanto a la adquisición de nuevos jugadores en la Overwatch Contenders y que además se endurecerán las investigaciones sumarias para determinar más rápidamente la identidad de los jugadores que entran a la competición.

Si quieres revivir todo el “escandalo” que generó Ellie y punisher con su mal logrado “experimento social” te dejamos ambos artículos, en donde cubrimos la salida y la posterior revelación de la verdadera identidad de Ellie.

Loco, creativo, entusiasta y adicto a los videojuegos.