ps4 mineo granja descubierta bitcoin
Playstation 4

La industria del PC Gaming ha estado viviendo sus peores momentos en cuanto a disponibilidad de Hardware, no sólo la pandemia y la escasez de semi-conductores han propiciado las condiciones para casi no encontrar tarjetas de video, si no que también el alza de las criptomonedas ha motivado a quienes las extraen a reventar la oferta de estas.

Pero no sólo son tarjetas de video las que pueden, a través de su alto poder de computo, minar criptomonedas y tal parece que algunos han optado por una vía más económica y que podría afectar a la industria de consolas en algún momento.

Te podría interesar: Las 3.800 consolas PS4 fueron usadas para obtener monedas de FIFA Ultimate Team

Hace muy poco el servicio de seguridad de Ucrania, reportó a las autoridades del país que se habría descubierto una granja de criptomonedas en una bodega ubicada en la ciudad de Vinnystia, la cuál habría estado operando de forma ilegal, ya que esta bodega estaba “abandonada” y usaban, sin pagar, la electricidad.

Lo curioso de este hallazgo, era como estos mineros lograban sus objetivos, ya que como mencionamos en el titular, la granja estaba compuesta, no sólo de tarjetas de video, de las cuales incautaron unas 500, si no que también de consolas PS4, unas 3.800 de estas.

Cierran una granja de criptomonedas con más de 3.800 consolas PS4

Ciertamente para los más entendidos en el tema del mineo de Criptomonedas, el hacer uso de consolas y especialmente de unas Playstation 4, no parece ser la vía más correcta, por su tipo de refrigeración y poder de computo, pero la cantidad incautada por la policía de Ucrania da para pensar que este era el fin de estos mineros.

A grueso modo, no se sabe con exactitud como fue posible hacer esto, pero esta no ha sido la única prueba que se ha hecho con respecto al mineo de Criptomonedas, ya que anteriormente un proyecto logró hacer funcionar un Game Boy para este fin, que si bien podría resultar inútil, demuestra que hasta en el más simple dispositivo puede llegar a hacerse.

Loco, creativo, entusiasta y adicto a los videojuegos.