playstation-4-5-ps4-ps5-microsoft-demons-souls-juego-nuevo

Playstation 4, se ha convertido en la consola más vendida del mundo, la consola de sobre mesa de Sony, ha llevado un particular modelo de negocios con sus exclusivos, sin ir expandiendo sus empresas first party, como lo ha hecho su competencia directa en Microsoft.

A pesar de las especulaciones que se han hecho últimamente, con que Sony, lanzará o presentará en algún momento de este año su nueva consola Playstation 5, sabemos que hay varios proyectos en vías de ser anunciados para Playstation 4, entre ellos tenemos a Death Stranding, The Las Of Us Part II, Ghost of Tsushima y hasta incluso una nueva versión de Medievil. Recientemente un directivo de Kinda Funny, ha hecho énfasis en esto último diciendo que Playstation 4, tendría un exclusivo second party muy importante en camino que aún no ha sido anunciado.

Colin Moriarty, fundador de Kinda Funny y ex editor de IGN, ha salido a explicar que Sony, realmente no ha necesitado comprar nuevos estudios First Party, debido a que ha estado cultivando muy buenas relaciones con estudios Second Party y que esa sería la gracia de su estrategia y el por que la compañía ha logrado sacar provechosos tratos, sin la necesidad de estar llevando a su nombre nuevas compañías desarrolladoras. Además dejó dicho entre lineas, que Sony se estaría guardando un importante titulo venidero de una empresa second party, que aún no se ha anunciado.

Han hecho un gran trabajo cultivando las relaciones con las Second Party (Hay un exclusiva para PS4 bastante importante, que no ha sido anunciado de una Second Party) que no está claro si creen que es necesario.

Todos sabemos que la expansión, no ha sido parte de su estrategia. Puede que eso cambie.

Si no te suena mucho de lo que se habla, una First Party, es una filial o empresa que es propiedad de una más grande, por otra parte una Second Party, en la industria de los videojuegos, es una empresa que desarrolla productos en exclusiva para la empresa más grande, sin que esta sea de su propiedad, ejemplos de esto tenemos a Spiderman de Insomniac Games, Bloodborne de From Software y Detroit: Become Human de QuanticDream, entre otros.

Colin Moriarty no dio más detalles de que juego se trataría, pero las especulaciones apuntan al muy pedido Demon’s Souls o quizá una secuela de Ratchet & Clank.