mario-royale-nintendo-cease-and-desist

Hace unos cuantos días atrás habiamos comunicado, como un Youtuber y Modder había logrado programar un Battle Royale, usando como base al juego original de los 80′ de Super Mario Bros., en su versión llamada Mario Royale, 99 jugadores se conectaban al juego, pero estos a diferencia de otro Battle Royale, no podían interactuar con otros jugadores en la misma partida, pero si podían interactuar con el entorno robando powerups o lanzando caparazones de tortugas para ir eliminando a la competencia.

El juego, según el mismo canal InfernoPlus lo informaba días atrás, tomó alrededor de 3 semanas de trabajo desarrollarlo, y hacerlo funcionar de la manera que su creador esperaba, otra de las cosas que Gaijin, su creador temía también era que el juego llamará la atención de Nintendo, que en el pasado había derribado proyectos similares.

Tal como lo anticipó InfernoPlus, y luego que su proyecto haya sido jugado por más de 300.000 personas, Nintendo se comunicó con el para “hablar” de temas legales, si bien InfernoPlus no ha detallado que fue lo que pasó con Nintendo, el anteriormente llamado Mario Royale cambio de nombre, en un inicio el cambio era llamarlo Infringio Royale, pero finalmente se decidió por llamarlo DMCA Royale.

Pero eso no es todo, tal parece que Nintendo solicitó a InfernoPlus retirar a Mario y colocar a un personaje generico en reemplazo, y cambiar ciertos aspectos de los niveles que se juegan en el ahora llamado DMCA Royale, que dicho sea de paso, su nombre es como se le conoce por sus siglas en inglés a La Ley de Derechos de Autor de la Era Digital, un nombre más que apropiado por lo sucedido recientemente con Nintendo.

De momento InfernoPlus, no ha dado detalles de cual será el futuro del nuevo DMCA Royale, de momento el juego puede seguir siendo jugado ingresando directamente en el sitio de Infernoplus.com, puesto que este juego se ejecuta al nivel del navegador y no debemos descargarnos nada para ejecutarlo y también tiene soporte para control de Playstation 4.

Loco, creativo, entusiasta y adicto a los videojuegos.